02
Aina Plaza [Buscar autor en Medline]
Àlex Guarga [Buscar autor en Medline]
Corinne Zara [Buscar autor en Medline]
Ignasi Ruano [Buscar autor en Medline]

Benchmarking en la atención primaria de salud: Una estrategia de mejora de la calidad.

Resumen

02

Introducción

La administración sanitaria inició en el año 1993 el proceso sistemático de evaluación de los EAP. Una vez finalizada la reforma de la atención primaria (RAP) en la ciudad de Barcelona, el Consorci Sanitari de Barcelona (CSB) se propone enfatizar en la publicación de los resultados de la evaluación de los EAP como una parte substancial de las dinámicas de gestión de la calidad y de trasparencia de los resultados de los servicios sanitarios públicos. Para ello, se decide promover el benchmarking entre los EAP, impulsando la mejora la calidad a través de un proceso de evaluación continuo y evolutivo.

En el ámbito de la evaluación de los servicios sanitarios públicos entendemos que el benchmarking persigue la mejora de los servicios a través de la adopción de las mejores prácticas, donde los equipos que obtienen mejores resultados o benchmark son identificados como el patrón de referencia.

Método

El CSB creyó que un aspecto fundamental del proyecto era la implicación de los proveedores sanitarios y de los profesionales asistenciales, con este objetivo se diseñó un proyecto en dos fases: una primera fase de consenso, para elaborar los ejes estratégicos de la evaluación, el marco conceptual, las dimensiones o ámbitos de comparación, y los indicadores y la metodología para la comparación, y una segunda fase de priorización, que tenía como objetivo la valoración y priorización de los 57 indicadores propuestos.

Se consideraron como ejes estratégicos principales de la evaluación: la implicación de profesionales y gestores, la mejora continua de la calidad de la atención basada en la evidencia, la transparencia y la difusión.

El marco conceptual debe tener en cuenta los siguientes elementos de análisis: la razón de ser de la atención primaria, la visión global del EAP, la identificación de las áreas de mejora, la potenciación de las áreas de excelencia y la implementación de objetivos del Plan de Salud.

Como dimensiones más relevantes de la evaluación se identificaron: la efectividad e integralidad, la mortalidad, los procesos relacionados con la prevención, la accesibilidad, los costos y la eficiencia, la continuidad de la atención y la capacidad resolutiva.

Se consensuaron los siguientes contenidos metodológicos mínimos para garantizar la comparación: la unidad de análisis y comparación es el EAP (subdivididos según años de funcionamiento en dos categorías: 3 o más años y menos de 3 años), criterios de inclusión, definición de indicadores (numerador y denominador), fuente de información (informatizada o por muestreo de 100 historias clínicas para cada condición analizada), ajuste de los resultados por envejecimiento de la población y nivel económico y tratamiento de los missings.

Para cada EAP se presentan los resultados de los indicadores, segmentados en cinco zonas de acuerdo al percentil que ocupa el equipo en la distribución de valores. El equipo obtiene una puntuación para cada una de las dimensiones de evaluación, que es la media de la puntuación del equipo en el conjunto de indicadores que configuran la dimensión. Para facilitar la interpretación de la puntuación se le asigna un valor sobre una escala de 10. Finalmente, se obtiene una puntuación sintética que es la suma ponderada de las puntuaciones que el equipo obtiene en las dimensiones. Como a benchmarks se seleccionan los EAP que se sitúan por encima del percentil 75 en la puntuación sintética, excluyéndose a los que presentan una puntuación inferior al 5 en alguna de las dimensiones de evaluación.

Conclusiones

La importancia de esta propuesta de benchmarking radica en que se ha impulsado desde la administración sanitaria, se ha desarrollado en el ámbito de la atención primaria de salud, y ha sido consensuada y compartida por los profesionales y proveedores de este nivel asistencial. La propuesta de benchmarking a la vez que reconoce a los equipos con mejores resultados, puede ser útil para los EAP y los proveedores de servicios en la identificación de ámbitos de mejora.

 

 

Puntos clave

02
  • El benchmarking persigue la mejora continuada y dinámica en la prestación y en la calidad de los servicios
  • El proyecto de benchmarking ha sido compartido y consensuado por profesionales, gestores de la atención primaria de salud y la administración sanitaria.
  • La estrategia de desarrollo aporta la definición de un marco conceptual de referencia y destaca el papel relevante de la transparencia y la difusión
  • Para garantizar la validez de la comparación se acuerdan y definen unos contenidos metodológicos
  • El conjunto de proveedores puede adoptar las mejores prácticas identificando los patrones de referencia por sus resultados de excelencia

 

 

 

 

1.Jiménez J, Cutillas S, Martín A. Evaluación de resultados en atención primaria: el proyecto MPAR-5. Aten Primaria 2000;25(9):653-62.

2. Starfield B. New paradigms for quality in primary care. British Journal of General Practice 2001;51:303-9.

3. Villalbí JR, Pasarín M, Montaner I, Cabezas C, Starfield B. Evaluación de la atención primaria de salud. Aten Primaria 2003;31:382-5.

4. National Health Service. Benchmarking and quality standards. Department of health. London, 2005. http://www.dh.gov.uk/AdvancedSearch/SearchResults

5. Public Sector Benchmarking Service, London 2005. http://www.benchmarking.gov.uk

Ver más


No hay enlaces de interés