Carlos Calderón [Buscar autor en Medline]

El papel de la reflexividad en la investigación cualitativa en salud.

Resumen

Probablemente, el término reflexividad resulte bastante desconocido para la mayoría de los profesionales que trabajamos en Atención Primaria, y quizás incluso para aquéllos que de un modo u otro estamos vinculados a labores de investigación. En parte ello puede ser debido a la excesiva parcelación y alejamiento entre disciplinas, y también a la pluralidad de enfoques y usos del propio concepto. Ocurre con mucha frecuencia que problemas comunes, como es en este caso el de cómo mejorar nuestro conocimiento y nuestro quehacer investigador, son tratados desde diferentes especialidades sin que las consiguientes aportaciones lleguen finalmente a ser conocidas y compartidas por los "otros". Ello es especialmente visible en el ámbito académico, pero también entre las distintas profesiones. Las grandes posibilidades potenciales de comunicación que nos ofrecen las nuevas tecnologías no parecen resultar suficientes si no van acompañadas de la necesaria voluntad de interlocución y colaboración interdisciplinaria.

En el caso de la reflexividad, se trata de un concepto con un amplio y plural desarrollo principalmente en lo que se entiende por Ciencias Sociales o Humanidades, pero mucho más limitado en el campo de las Ciencias de la Salud, a pesar de que, como sabemos, "lo social" y "lo humano" forma parte esencial de estas últimas. En las siguientes notas intentaré hacer, desde este campo, una resumida aproximación a lo que se entiende por reflexividad, al papel que desarrolla en la investigación cualitativa en salud (ICS), y a algunas cuestiones relacionadas con su puesta en práctica.

Puntos clave

  1. El concepto de reflexividad hace referencia a la auto-consciencia del investigador como “objeto” de investigación, es decir, a la incorporación de su propio “yo contextualizado” como un componente necesario del proceso de conocimiento.  
  2. La importancia del componente interpretativo y la interacción con los participantes han contribuido a subrayar la significación de la reflexividad en la ICS, particularmente en lo que respecta a la evaluación de la calidad de la labor investigadora.
  3. La reflexividad como criterio de calidad de las ICS no se reduce a una determinada técnica o procedimiento, ni a la exposición de los planteamientos teóricos del investigador en las fases iniciales, sino que su ejercicio ha de reflejarse en cada uno de los diferentes momentos del proceso de investigación y de comunicación de los resultados.
  4. La práctica de la reflexividad en la ICS se encuentra estrechamente vinculada a los valores y compromisos éticos del investigador para con los participantes y demás implicados en la investigación, para con los pacientes o destinatarios potenciales de los resultados, y para con él mismo como responsable de su diseño y desarrollo. 
  5. La vinculación entre reflexividad y ética es bidireccional: el ejercicio de la reflexividad resulta necesario para la aplicación de las “éticas en la práctica”, pero a su vez dicho ejercicio difícilmente es factible sin el compromiso ético del investigador. 

 

 

 

 

1 Finlay L. Outing the researcher: The provenance, process and practice of reflexivity. Qual Health Res 2002;12(4):531-45.

2 Latour B. La esperanza de Pandora. Ensayos sobre la realidad de los estudios de la ciencia. Barcelona: Gedisa; 2001.

3 Knorr-Cetina K. La fabricación del conocimiento. Un ensayo sobre el carácter constructivista y contextual de la ciencia. Buenos Aires: Universidad Nacional de Quilmes; 2005.

4 Lamo de Espinosa E, González JM, Torres C. La sociología del conocimiento y de la ciencia. Madrid: Alianza Editorial; 2002.

5 Bourdieu P. El oficio de científico. Ciencia de la ciencia y de la reflexividad. Barcelona: Anagrama; 2003.

Ver más


No hay enlaces de interés